Carrito de compras

Carrito vacío

Seguir comprando

por Ambrosía Tienda •

TAMALES CALIENTITOS, TAMALES….

Tamales: verdes, rojos, norteños, yucatecos, veracruzanos, chiapanecos, de cazuela, dulces, con fruta, etc., variedades encontramos de todas, las carnes; pollo, cerdo, res, verduras, quelites, frutas, acompañados de salsas, quesos y crema, en fin no terminamos.  De la riqueza gastronómica de México, los tamales y el atole han permanecido a través del tiempo y se pueden encontrar en todos los rincones del país. Como una comida, como un antojo, como un manjar, como festejo importante, tanto familiar o fiesta popular como la Candelaria, con la cual, la persona a quien le salió el niño en la rosca de Reyes, debe pagar invitando los tamales. Alimento de origen prehispánico, compuesto de masa de maíz, fresca, seca o colada, rellena de salsa y de alguna carne, pescado, camarones, guajolote envuelto en hojas de maíz, plátano, acelgas, chaya, papatla, platanillo, hoja santa, espinaca, hojas de carrizo, de la planta de máiz para envolver las corundas. La hoja más utilizada para la envoltura de los tamales es la de totomoxtle (hoja seca de maíz), la cual siempre se debe de lavar y remojar, para que estén flexibles y manejables. También las hojas de plátano deben de asarse o ponerse en agua hirviendo para suavizarlas.  El tamal es un alimento de origen prehispánico. Su nombre proviene del náhuatl tamalli, que significa envuelto. Con la llegada de los españoles y la introducción del cerdo en América, se incorpora la manteca a los tamales, dando como resultado tamales más suaves, sabrosos y durables. Con referencia a las masas, podemos mencionar que las más utilizadas son: la cernida, hecha con maíz nixtamalizado, que es molida en molino pero con menos agua y luego cernida, esta harina se puede encontrar en cualquier molino de chiles en la Ciudad de México, los molinos de Portales y de Tacuba, son de los más famosos y reconocidos por su variedad y calidad. Masa para tortillas que se mezcla con manteca, sal y algún líquido, que puede ser caldo o agua y después del batido y añadiendo en algunos casos tequesquite o polvo de hornear, para hacerlos más esponjosos y después la envoltura y la cocción. La masa colada, es masa para tortillas que se diluye en agua o caldo y se somete a una cocción directa y al final se le agrega la manteca o cualquier otra grasa. El resultado es, tener tamales más finos y suaves, se utiliza principalmente en el sureste mexicano. Para la cocción de los tamales , se requiere de una vaporera o tamalera, que tenga una rejilla, en la parte de abajo, la cual se llenará de agua caliente y tradicionalmente se colocan dos o tres moneditas, con lo cual se dice que mientras bailen, la tamalera tiene agua, cuando se acaba dejan de sonar. La cocción varía entre 45 minutos y una hora con treinta minutos, según lo indique cada receta. Los tamales están cocidos cuando, al abrirlos, la masa no se pega a la hoja que los envuelve y se separa con facilidad. El consejo más valioso que se les puede brindar, es recordarles la creencia tradicional de que “para cocinar tamales, hay que estar de buen humor para que los tamales se cuezan” Como se menciona al inicio, hay tamales, dulces, salados, amargo, ácidos y bien picosos. Los hay grandes, planos, pequeños y gigantes, como el Zacahuil. En su interior reciben cualquier ingrediente que se pueda uno imaginar. El tamal, ha subsistido por el valor de su diseño. Quien lo haya realizado por primera vez fue seguramente alguien que conocía a la perfección el comportamiento de la masa de maíz, su elasticidad, sus tiempos de cocción y muy seguramente las envolturas.  En consecuencia, podríamos asegurar que fue una mujer o varias las que en tiempos remotos, diseñaron esta forma de alimento. ¿Quién más que una mujer, podría haber ideado algo tan práctico, como amasar la masa y agregarle manteca y añadirle el guiso entre la suave textura de esa mezcla?  Es difícil encontrar un alimento tan bien diseñado como éste. Es ecológico, pues no requiere de platos ni cubiertos, aprovecha  las hojas de la planta y en su centro el guiso. Es por eso que el tamal ha sobrevivido por siglos, pues ha ofrecido a quien los degusta, saciar el hambre, satisfacer el estómago y calmar la ansiedad. Aprende a hacer tamales este viernes 22 de enero a las 17:00 hrs, con el Chef Víctor Zárate, un chef mexicano embajador de la gastronomía mexicana, creador del concepto gastronómico de Madre Café. Inscríbete en: https://ambrosia.mx/collections/cursos  El tamal es una comida gourmet mexicana.        Nota realizada por: Chef Mary Celis de De Antuñano